Exemple

“No queremos cosas, queremos que nos sensibilicen para alcanzar nuestros derechos”

El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, entrevistamos colectivamente en Facebook a Nana Haouaou Mahamane, animadora de los proyectos de Seguridad Alimentaria que desarrollamos en Niamey (Níger). Su trabajo consiste en apoyar a las mujeres, formarlas, reforzar sus capacidades y fomentar su asociacionismo. Estos fueron los grandes temas de los que hablamos y sus respuestas:

La desigualdad en Níger

Níger es uno de los países con la tasa de desigualdad más alta del mundo. Realmente, son muchos los problemas. Las mujeres están muy discriminadas. Existe una gran violencia contra las mujeres y las niñas que queda en la impunidad. Otro gran problema es el matrimonio precoz, a veces son obligadas a dejar los estudios y casarse a los 15 años.

Las mujeres no tienen el mismo derecho que los hombres a la educación, el analfabetismo es más elevado en el caso de las mujeres, su trabajo está mal pagado y mal considerado. Incluso trabajan sin cobrar.

También hay problemas con la propiedad de la tierra para las mujeres. No tienen derecho a tener su propia tierra para cultivar. No pueden ser ni siquiera cooperativistas, al estar la tierra a nombre de sus hijos o maridos.

El papel fundamental de la mujer como soporte económico

Entrevista a Nana Haouaou Mahamane por el Día Internacional de la Mujer

Las asociaciones de mujeres surgen en torno a las cooperativas de arroz y crean sus propias organizaciones, ya que no tienen derecho a poseer tierras. Su respuesta, por lo tanto, es apoyarse entre ellas para fomentar productos tradicionales de autoconsumo.

A pesar de todo esto, las mujeres montan pequeños comercios para tener unos ingresos extra en las familias. También, se encargan de criar animales y de los huertos familiares para el autoconsumo con los que garantizan la seguridad alimentaria.

El trabajo del Movimiento por la Paz

El trabajo del Movimiento por la Paz ayuda a mejorar la condición de la mujer. El trabajo consiste en sensibilizarlas para explicarles que tienen derecho a ser propietarias y, por lo tanto, motivarlas a que hagan valer esos derechos pero hay mucho trabajo que hacer todavía. Al asociarse, aumentan su fuerza en la sociedad. Además con sus actividades de transformación de arroz obtienen recursos económicos y esto les ayuda a tomar sus propias decisiones.

El principal problema que me encuentro es el analfabetismo. Por ejemplo, en una sesión con 50 mujeres apenas 2 o 3 saben leer y escribir. Por otro lado, es muy difícil acceder a ellas ya que están muy sobrecargadas con las tareas domésticas y no disponen de tiempo para las formaciones. Como mucho llegan a la reunión, escuchan y se van.

La reacción de los hombres

La reacción de los hombres frente al empoderamiento de las mujeres es diversa, pero en general han empezado a entender que mejorar las condiciones de las mujeres es mejorar la condición de la familia, las comunidades y la sociedad en general.

Se aprovechan las sesiones de formación de los hombres para sensibilizarse sobre la importancia de la participación de las mujeres. Al principio, ha habido ONG que solo querían trabajar con las mujeres. Esto ha sido un problema, ya que los hombres se han sentido desplazados. Hoy en día la estrategia es sensibilizar a los hombres, empoderar a las mujeres y promover sesiones de trabajo conjuntas.

La hambruna del Sahel

En la actualidad después de las inundaciones de agosto de 2012 se ha vivido una situación muy grave. El arroz es insuficiente, digo arroz, porque trabajamos en una región arrocera. Tenemos que comprar arroz importado. Como no hay suficiente dinero, realmente tienen graves problemas, que se combaten gracias al apoyo de las ONG.

La malnutrición afecta mayoritariamente a los niños y niñas de 0-5 años. Son los que más la sufren. No se disponen de datos desagregados por género en este caso.

Un mensaje para las mujeres españolas

El mensaje para las mujeres españolas es: las mujeres nigerinas no somos todavía independientes. No conseguimos que los hombres nos escuchen y nos tengan en cuenta. Pediría a las mujeres españolas que ayuden a las mujeres de Níger con proyectos y con ONG específicas que atiendan las necesidades específicas de las mujeres. No queremos que nos den cosas, eso no sirve para nada, queremos que nos sensibilicen para alcanzar nuestros derechos. Si nos forman nosotras solas haremos el resto.

Foto: Isabel Ortega, responsable país Níger del Movimiento por la Paz, y Nana Haouaou, animadora de los proyectos de Seguridad Alimentaria – Movimiento por la Paz – CC


Nana Haouaou Mahamane es animadora de los proyectos de Seguridad Alimentaria que desarrollamos en Niamey (Níger).

Facebook Twitter Google LinkedIn Pinterest Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *