Exemple

Seguridad alimentaria

Mali y Níger se extienden a lo largo de tres zonas muy diversas, tanto por sus condiciones climáticas como por la vegetación característica en esas latitudes: la sudanesa, la saheliana y la sahariana.

  • Más del 60% de la superficie terrestre de Mali es desértica o semidesértica y el acceso al agua es limitado, lo que dificulta la productividad agro-pastoral e influye de forma directa en la seguridad alimentaria de la población.
  • En Níger, dos tercios del país se sitúan en la región sahariana, lo cual resta una extensión inmensa a la actividad agrícola, que se desarrolla únicamente en la franja sur y en las pequeñas zonas de oasis, donde se concentra la población. Las regiones fronterizas con el desierto tienen vocación ganadera.

Esta situación se ve agravada por los efectos del cambio climático, que ha provocado la prolongación de la estación seca, la disminución del volumen total de lluvias y el incremento de su intensidad, con el consiguiente aumento del riesgo de inundaciones. Asimismo, las poblaciones padecen las consecuencias de la escasez de productos alimentarios y la fluctuación de los precios, generalmente provocadas por la existencia de largos periodos de sequía.

Dada su gran dependencia del ciclo de lluvias, Níger es, según el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de la Naciones Unidas (FIDA), el país con mayor vulnerabilidad al cambio climático de África Subsahariana.

Seguridad Alimentaria en África

Biodiversidad en declive

Durante los últimos años, la flora y la fauna de ambos países han experimentado una importante disminución. Esta degradación de la cobertura vegetal y de los recursos animales se debe, en gran parte, al fuerte crecimiento demográfico. En efecto, con el objetivo de aumentar las superficies de cultivo y satisfacer las necesidades alimentarias suplementarias, las familias han recurrido a la quema de matorrales y a la tala irresponsable de árboles, lo que ha afectado a la biodiversidad en la región.

Efectos Cambio Climático - Seguridad AlimentariaTodos estos factores influyen de manera determinante en deterioro de la seguridad alimentaria de la población maliense y nigerina de las zonas de intervención. Así, más del 20% de la población del círculo de Diéma se encuentra en situación de inseguridad alimentaria, mientras que un 92% de los hogares de las regiones de Tahoua y Maradi no pueden cubrir sus necesidades alimenticias con su propia producción durante más de tres meses al año, aunque la agricultura represente el medio principal de subsistencia para el 68,8% de la población de la zona.

Los análisis y entrevistas también han mostrado el bajo nivel técnico de los productores y las insuficiencias en la integración de la prevención, la alerta temprana y la gestión de crisis alimentarias en la planificación del desarrollo a nivel local. En este sentido, es importante destacar que los rendimientos y las ganancias de las explotaciones familiares son mucho mejores de lo que deberían ser, a pesar de que entre el 80% y el 90% de la población activa depende de ellas.

Infografías: La seguridad alimentaria en África | Cambio climático y seguridad alimentaria

Facebook Twitter Google LinkedIn Pinterest Email