Exemple

Campaña de sensibilización sobre planificación familiar en Tahoua (Níger)

El Movimiento por la Paz -MPDL-, en colaboración con la Dirección de la Salud Infantil y de la Madre (DSME) del Ministerio de Salud nigerino y otros socios locales lanzó el pasado 4 de octubre una campaña nacional de comunicación sobre la planificación familiar.

La iniciativa, que estará en marcha durante un periodo de tres meses, parte con el objetivo de sensibilizar a la población sobre los problemas como el tamaño de los hogares (Níger sigue siendo el país del mundo con mayor natalidad del mundo, con más de 7 hijos por hogar), los derechos de las mujeres a decidir el número de hijos o el espaciamiento de los embarazos, entre otros. En salud reproductiva se incide en la importancia de que las mujeres embarazadas acudan a los centros de salud y realicen consultas prenatales y posnatales, o incluso sobre el derecho mismo a acudir al centro, ya que a veces se ven impedidas por decisión de sus maridos.

En total, se difundirán 100 mensajes de radio, se interpretarán 10 mini obras de teatro y se impartirán aproximadamente 60 charlas en 10 comunidades rurales de Bazaga, Alléla y Doguéraoua pertenecientes al Departamento de Tahoua, al sur del país, en la frontera con Nigeria. Se prevé que la acción alcance a aproximadamente 2.000 personas.

Prejuicios socioculturales que repercuten en la igualdad

La sensibilización social sobre derechos sexuales y reproductivos y planificación familiar representa un elemento fundamental para luchar contra los preocupantes niveles de desigualdad y discriminación a los que se enfrenta la mujer nigerina.

A pesar de haber ratificado el Convenio sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminaciones de las Mujeres (CEDAW) –si bien con algunas reservas-, los prejuicios socioculturales siguen repercutiendo muy negativamente en todo lo relativo a la igualdad de las mujeres.

Así, por ejemplo, en el ámbito familiar, el hombre tiene el privilegio del rol activo, y ejerce el control sobre la fecundidad de la pareja. La falta de control sobre su propia natalidad provoca que la mujer vea vulnerados muchos de sus derechos.

Por otro lado, en el ámbito religioso existe una creencia fuertemente arraigada entre la población según la cual la planificación familiar es una práctica contraria al Islam. Por ello, la participación de líderes religiosos en las charlas sobre derechos sexuales y planificación familiar resulta un elemento clave.

Implicación de las autoridades locales y grupos religiosos

Para que las actividades de sensibilización den sus frutos, trabajamos a partir de dos hipótesis: que la población participe activamente, por un lado, y que los grupos religiosos y las autoridades tradicionales no solo no impidan la ejecución de las actividades, sino que trabajen y se impliquen estrechamente en su desarrollo. De esta manera se consigue que ellas mismas se conviertan en protagonistas de la ejecución de muchas de esas actividades, ya que, dado el importante papel comunitario que representan, siendo sus discursos y reflexiones seguidas por una parte importante de las comunidades, su apoyo e implicación es clave en la superación de los prejuicios a los que se hacía mención anteriormente.

Especial atención merece en este sentido el hecho de que los líderes religiosos que trabajarán en las sensibilizaciones serán mujeres, ya que podrán pasar los mensajes entre las mujeres de las comunidades con más facilidad, por el hecho de que la comunicación de ciertos temas entre hombre y mujer no está bien vista.

El Movimiento por la Paz trabaja ininterrumpidamente en Níger desde 2007. La presente campaña de sensibilización se enmarca en el Convenio “Refuerzo de la resiliencia de la población más vulnerable a las crisis alimentarias, epidemias y catástrofes naturales en las regiones de Tahoua y Maradi”, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Facebook Twitter Google LinkedIn Pinterest Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *