Exemple

Demostración culinaria en el Círculo de Diéma (Mali)

El pasado 2 de junio, el equipo del Movimiento por la Paz en Mali realizó una demostración culinaria en Kaineira, una pequeña comunidad rural de aproximadamente 300 personas ubicada en el Círculo de Diéma, al oeste de Mali.

Las demostraciones culinarias representan un momento importante en la vida de los pueblos rurales como Kaineira. En ellas, el equipo de animadoras y animdaores del Movimiento por la Paz informan a las personas de la comunidad sobre los valores nutritivos de los alimentos así como sobre la composición, las proporciones y las cantidades necesarias para satisfacer las necesidades del organismo en función de la edad, y sobre todo de los pequeños de entre 6 y 23 meses.

“Hoy hemos aprendido a hacer una papilla enriquecida”, comenta Bintou Sacko, una vecina de Kaineira que ha participado en la sesión. “Nos enseñan qué ingredientes utilizar y cómo cocinarla para que la papilla tenga el mayor valor nutritivo posible. Así podemos repetirla en casa para nuestros niños todos los días”.

Formación y demostración culinaria en distintas fases

Las demostraciones culinarias, que se han convertido en una de las actividades que mayor movilización generan en las pequeñas localidades del Círculo de Diéma, se desarrollan en diferentes fases. En un primer momento, se celebra una reunión entre los animadores del Movimiento por la Paz y la comunidad para establecer las principales necesidades de esta y determinar el objetivo de la sesión.

Posteriormente, en la fecha acordada se celebra la demostración culinaria propiamente dicha, en la que se ofrecen claves para la elección de los ingredientes, su valor nutritivo, su disponibilidad, etc.

Y por último, se establece un mecanismo para que las familias hagan un seguimiento de la salud nutricional y la evolución de sus miembros, y especialmente de las niñas y niños menores de cinco años.

“He participado en varias demostraciones culinarias y, gracias a las recetas que he aprendido, he conseguido que mi hijo engorde de 500 a 1.200 gramos en un mes. Cada vez que hago estas comidas en casa, tanto los niños como los mayores las aprecian mucho”, asegura satisfecha Bintou.

“Además, las demostraciones permiten que las mujeres nos reunamos, hablemos de los problemas de alimentación de nuestros hijos y aprendamos a cocinar platos buenos y nutritivos hechos a base de productos locales”, concluye Bintou.

Es de constatar, además, que el papel de las mujeres en el desarrollo de estas actividades es fundamental, ya que son ellas las que llevan el peso de su planificación e incluso se encargan de aportar leña para el fuego, utensilios de cocina, cereales, hortalizas, etc.

Productos que no siempre están disponibles para las familias, debido a las dificultades climáticas y/o a la inexistencia de ingresos suficientes en los hogares para comprarlos. Por ello, en el marco de nuestros proyectos se trabaja también la puesta en marcha de huertos comunitarios y de proyectos de generación de ingresos en las comunidades rurales objetivo del proyecto.

El Movimiento por la Paz está presente en Mali desde 2007. En la actualidad desarrolla el Convenio “Garantizar los derechos básicos de las poblaciones más vulnerables de la región de Kayes, con un enfoque de resiliencia a los efectos estructurales y coyunturales de la inseguridad alimentaria”, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID).

Facebook Twitter Google LinkedIn Pinterest Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *