El convenio

Entre los años 2010 y 2014, la organización Movimiento por la Paz desplegó el convenio “Desarrollo rural y salud primaria y reproductiva en Mali y Níger”. Durante este periodo, se consiguieron numerosos resultados que han influido positivamente en la calidad de vida de la población, especialmente en el ámbito de la alimentación. También se intervino a favor de los derechos de las mujeres mediante la transmisión de mensajes centrados en los derechos sexuales y reproductivos, en particular en los efectos nefastos de la mutilación genital femenina.

Con el objetivo de consolidar las dinámicas de desarrollo que se pusieron en marcha e implementar esas estrategias en otras comunas de las regiones de Diéma (Mali) y Tahoua y Maradi (Níger), el Movimiento por la Paz arrancó en 2015 dos nuevos convenios:

  • “Garantizar los derechos básicos de las poblaciones más vulnerables de la región de Kayes, con un enfoque de resiliencia a los efectos estructurales y coyunturales de la inseguridad alimentaria”, en Mali.
  • “Refuerzo de la resiliencia de la población más vulnerable a las crisis alimentarias, epidemias y catástrofes naturales en las regiones de Tahoua y Maradi”, en Níger. Este convenio se desarrolla en asociación con Cruz Roja Española.

El enfoque de resiliencia aborda nuevas interacciones entre acción humanitaria y ayuda al desarrollo, teniendo en cuenta la adaptación al cambio climático, la reducción del riesgo de desastre y la disminución de la pobreza.

Ambos convenios, que se extenderán hasta 2019, se centran en la mejora de las condiciones alimentarias y de las prácticas en el cuidado de los hijos para prevenir y tratar la malnutrición; en el refuerzo de los medios de subsistencia y del sistema de protección social para reducir la vulnerabilidad de los hogares; y en la promoción de los derechos de la mujer.

De forma complementaria, se integran líneas de trabajo como la mejora del acceso al agua y al saneamiento, el fomento de prácticas de higiene o el apoyo a la creación de mecanismos comunitarios de alerta precoz, en línea con el objetivo de reforzar la resiliencia de las poblaciones.

Trabajo son organizaciones sociales locales

Con el fin de inscribirse en una lógica de continuidad en materia de asociación y de fortalecimiento de las capacidades mutuas, el Movimiento por la Paz continúa trabajando con varios de sus socios locales. De este modo, la organización Sini Sanuman y la Asociación de Formadores de Lenguas Nacionales liderarán las intervenciones relacionadas con la salud sexual y reproductiva y las acciones de alfabetización en Mali, mientras que el Grupo Educativo para el Desarrollo Rural y la Asociación Nacional para el Bienestar Familiar facilitarán las acciones de disponibilidad y diversificación alimentaria, de empoderamiento económico de las mujeres y de refuerzo de la protección social en Níger.

En el marco de ambos convenios, se incluye un componente de Educación para el Desarrollo que pretende fomentar los niveles de compromiso y movilización de la población española en relación a las problemáticas sobre las que se trabaja en terreno. De forma general, dichas temáticas gozan del desconocimiento de la opinión pública y de la marginalidad en los medios de comunicación. Por estos motivos, resulta esencial incrementar los niveles de conocimiento de la ciudadanía en cuestiones relacionadas con la defensa y vulneración de derechos de la población saheliana en general, y maliense y nigerina en particular.